Martes, 06 Agosto 2019 21:07

Huatusco con Baldinucci Tejeda como figura decorativa

Valora este artículo
(1 Voto)
  • EN HUATUSCO

Vaya que le ha dado problemas el cargo a la alcaldesa.

En lugar de alegrías y satisfacciones personales aún no llega ni a la mitad de su encargo y ya no aguanta más.

Su falta de carácter para ejercer la responsabilidad electoral  la ha ubicado al borde de un infarto. La presión es tanta que ya en una ocasión tuvo que fingir enfermedad para poder reponerse de tan difícil episodio.

En tan prospera comarca es un secreto a voces el que Baldinucci Tejeda Colorado, ya no puede con la  imposición de su esposo, un tal Miguel Ángel Sedas Castro.

Un sujeto represivo, intolerante y soberbio.

Él es el auténtico poder tras el trono.

La alcaldesa, la que sí fue electa en las urnas, no es otra cosa que una figura decorativa.

Quien emite las ordenes, quien decide el futuro de la población de Huatusco en el tal Miguel Ángel.

Todo, lo de importancia,  lo resuelve y lo asigna él.

La obra social  él decide a quien entregarla, la tesorería él la controla, las compras él  las autoriza, en concreto quién lleva las riendas municipales en Huatusco, es el tal Sedas Castro.

La avaricia la porta a flor de piel, la administración municipal la ve como un negocio personal.

Es mezquino, en tan prospera comarca de traidor no lo bajan y de haber lucrado con la necesidad de las clases bajas lo señalan.

Otro de sus aciertos es haber utilizado a la familia Ochoa-Valdivia, para saciar sus ambiciones políticas y personales.

Entre la población es un secreto a voces que los hechos suscitados el pasado sábado fueron a consecuencia de su prepotencia, de su ambición por el dinero.

Es tanta su estupidez que no se da cuenta del enorme daño que le está causando a su esposa.

El pueblo de Huatusco está pagando las consecuencias de sus traumas existenciales, de esos complejos que porta muy a flor de su epidermis.

Provecho.

Nota compartida de https://elcentronoticias.com.mx

Visto 367 veces