Martes, 30 Abril 2019 22:20

Enluta Día del Niño en Cosoleacaque; Asesinato de Lazarito.

Valora este artículo
(0 votos)

Boca del Río, Ver.- El edificio del preescolar "Rosalía Castro" estaba adornado con globos y papeles de colores. Las maestras y algunas madres habían puesto empeño para festejar el Día del Niño. La vida le dio una voltereta a la festividad. La celebración de este 30 de abril quedó suspendida tras el asesinato de Lazarito en uno de los pasillos del plantel.

El niño de cinco años murió por golpes y cortes hechos por una navaja de afeitar. Su propio padre, Lázaro Alfonso Márquez, lo atacó para luego suicidarse dentro del mismo kínder, generando caos y terror entre los habitantes de esa localidad.

El 29 de abril de este 2017, cerca del mediodía, el homicida acudió a la escuela por el pequeño, como era habitual. Los primeros reportes indican que el responsable trabajaba como guardia de seguridad en una empresa privada.

Mildred Martínez, esposa del oficial, laboraba como intendente en el mismo plantel, por eso ambos tenían las llaves del portón, dado a que Lázaro iba a ayudar a su esposa a podar el jardín y en los trabajos más pesados.

Los primeros informes recabados por las autoridades indican que la pareja procreó tres hijos, uno de ellos estudiaba la universidad, por lo que el joven emigró de Cosoleacaque, poblado ubicado en la zona conurbada con Minatitlán y Coatzacoalcos, al sur de la entidad veracruzana.

Una de las teorías es que los crecientes gastos habían desestabilizado al matrimonio, provocando la petición de divorcio al elemento del IPAX, situación que lo afectó de manera emocional.

El reporte ministerial indica que el padre de familia acudió por el menor de sus hijos al jardín de niños, tomó a lazarito de cinco años, lo llevó a un lugar apartado de los docentes y lo atacó con una navaja de afeitar, le cortó las venas, pero al ver que no moría lo molió a golpes hasta asesinarlo.

Mildred, al enterarse, corrió unos 100 metros de su casa al jardín de niños, pero ya era tarde, su esposo también se había cortado las venas para luego colgarse de una cuerda que ya tenía lista dentro de uno de los salones de clases.

La muerte del pequeño causó revuelo en Cosoleacaque. Decenas rodearon la escuela para tratar de consolar a la madre. El hecho arruinó el Día del Niño en todo ese municipio.

Este 30 de abril, ya no hubo fiestas. No acudieron los payasos ni llevaron las piñatas ya listas para el festejo en la "Rosalía Castro", lo que imperó fueron flores, coronas y el féretro del alumno que perdió la vida a manos de su padre.

 

Fuente: http://www.e-veracruz.mx

Visto 118 veces