Martes, 15 Enero 2019 22:18

Niño Dios huachicolero se populariza en redes

Valora este artículo
(0 votos)
Foto: Web Foto: Web

Ciudad de México.- El 2 de febrero, como lo marca la tradición católica, se celebra el Día de la Candelaria, fecha en la que se presenta al Niño Dios ante la Virgen. En nuestro país se ha popularizado el vestirlo de ropa muy vistosa e incluso extravagante, sin embargo, en algunos mercados de municipios de Puebla se ha popularizado la vestimenta del ahora llamado "Niño Huachicolero".

Un muñeco con túnica blanca, un bidón de plástico y unas mangueras en la mano se puede observar en algunos puestos y lugares donde se dedican a la tradición de vestir Niños Dios. El bidón y la manguera son las herramientas principales de quienes se dedican al robo de combustible de ductos de Petróleos Mexicanos.

En los últimos tres años, esta actividad ilícita se disparó en lo que se conoce como el Triángulo Rojo en Puebla, que aglutina varios municipios por donde pasan las líneas con combustible que son "ordeñadas" por los delincuentes.

La primera vez que se observó que se solicitara esta vestimenta fue en el municipio de Palmar de Bravo; este año se le sumó Texmelucan y otros pueblos aledaños a la nueva tendencia.

La historia del niño huachicolero

El año pasado, en la columna de un medio local en Puebla escrita por Alfonso Ponce de León, señalan que así como "los narcotraficantes tuvieron a su "Valentín Malverde", los que se dedican al robo de hidrocarburos tienen a su "Niño Huachicolero"... En el municipio de Palmar de Bravo, en una de las capillitas que se encuentra por el lugar, está la imagen de un "Niño Dios" que además de su atuendo religioso tiene una manguerita en la mano y muchos lo identifican como "El Niño Huachicolero".

El presunto santo es semejante al Niño de Atocha, sólo que en lugar de tener un báculo y flores tiene bidones y una manguera.

Versiones apuntan que, la veneración de esta imagen se hizo visible a raíz del Día de La Candelaria, fecha en la que los atavíos para ir a bendecir al Niño Dios fueron acompañados con mangueras y botecitos que simularon a los contenedores para almacenar el combustible.

La adoración del ´Santo Niño Huachicolero´ ocurre entre pobladores del llamado triángulo rojo, que pasa por varios municipios del estado de Puebla, y que es la franja donde se ha registrado el crecimiento de la práctica ilícita de ordeña de ductos.

Por supuesto, esta imagen no es reconocida por la Iglesia Católica, incluso, es considerado como una ´distorsión de la devoción´.

Surgen nuevas formas de encomendarse a Dios por parte de huachicileros de Puebla, primero el Santo Niño Huachicolero, hoy la Guadalupana.

Versiones apuntan que, la veneración de esta imagen se hizo visible a raíz del Día de La Candelaria, fecha en la que los atavíos para ir a bendecir al Niño Dios fueron acompañados con mangueras y botecitos que simularon a los contenedores para almacenar el combustible.

La adoración del ´Santo Niño Huachicolero´ ocurre entre pobladores del llamado triángulo rojo, que pasa por varios municipios del estado de Puebla, y que es la franja donde se ha registrado el crecimiento de la práctica ilícita de ordeña de ductos.

Por supuesto, esta imagen no es reconocida por la Iglesia Católica, incluso, es considerado como una ´distorsión de la devoción´.

Surgen nuevas formas de encomendarse a Dios por parte de huachicileros de Puebla, primero el Santo Niño Huachicolero, hoy la Guadalupana.

Otra versión

Otra versión, comentada por los pobladores, asegura que la efigie que los chupaductos reverencian fue realizada por un desconocido, la cual comenzó a circular a través de redes sociales como parte de una sátira ante el incremento de robo de combustible en los municipios de Acatzingo, Tepeaca, Quecholac y Palmar de Bravo, y con el único objetivo de compararlo con Jesús Malverde, el santo de los narcos y con la Niña Blanca o la Santa Muerte.

Además, descartan que se trate del patrono de los delincuentes y sólo se trate de una forma de expresión del ingenio mexicano, lo que ha generado que la mayoría de los cibernautas critiquen la imagen.

Sea real que exista quienes lo adoran o sólo sea una sátira, la petición de la vestimenta ha adquirido popularidad y la Arquidiócesis de Puebla ha llamado a los fieles católicos a no promover la adoración de esta imagen.

La comerciante Josefa dijo que ninguno de los más de 20 vendedores ubicados en la calle Juárez cuentan con vestimentas ajenas a las tradiciones, y afirmó que sólo visten a Niños Dios con vestidos como de bebé, bautizo, el niño del huerto, de las palomas, de Atocha y doctor, que son los más solicitados.

La señora hizo un llamado a conservar las tradiciones y evitar peticiones basadas en hechos delictivos.

Sin embargo, en redes sociales circula la imagen del atuendo del "Niño Huachicolero" y hasta "La Cumbia del Wachicol", por lo que se cree que los vestuarios son de fabricación casera o hechos bajo pedido especial.

Tamara Alcantara -La Cumbia del Wachicol

Además del Santo Niño Huachicolero está "La cumbia del huachicol" y el corrido "El huachicolero".

La cumbia del Huachicol es interpretado por la cantante de ranchero Tamara Alcántara, quien de manera burlona relata sobre esta actividad.

Mientras, el corrido reconoce a las personas que se dedican a robar el combustible, y aunque los acusan porque obtienen "dinero sucio" responden que "en la vida hay cosas peores".

Las canciones son pedidas entre los simpatizantes de las bandas de robo de hidrocarburo para amenizar las fiestas.

 

Información de: http://www.e-veracruz.mx

Visto 163 veces